lunes, 11 de abril de 2016

mitos del amor. 6_3. mito de la IGUALDAD SUBJETIVA

El amor se produce entre dos personas iguales o complementarias, y es igual para ambas personas. No importa la clase social, la edad o la cultura. Lo que importa son las opiniones (clase social), los objetivos personales (edad) o las aficiones (cultura).
El amor se experimenta, además, del mismo modo, con la misma intensidad y definición en ambas personas. Esta identidad en la experiencia se contrasta (se obtiene, en realidad) mediante el intercambio de valoraciones sobre el sentimiento de cada individuo, generando un bucle ascendente que culmina en el encuentro en la cumbre: Ambas personas se aman el máximo posible y conocido para ellas.
Las relaciones entre diferentes, o entre niveles de atracción diferentes, no están abocadas al fracaso, sino que constituyen fracasos, ya que no cumplen con esta prueba del algodón del amor verdadero y serán la consecuencia lógica de taras y complejos.

Actualización del mito de la media naranja en combinación con el del matrimonio, su objetivo es adaptar la obligación de formar pareja reproductiva al reconocimiento de la conquista progresiva de la igualdad entre mujeres y hombres. Negación de todo el pasado histórico del amor (contraria,  por lo tanto, al mito principal de la sustancialidad del amor). El amor sería, paradójicamente, un fenómeno sociocultural de absoluto nuevo cuño, sin precedentes, y por lo tanto sin referencias intelectuales ni empíricas. El amor llevaría a todo un nuevo sistema relacional cuando conduce, precisamente, al viejo.

volver a la LISTA DE MITOS DEL AMOR.
avanzar a principios para una CRÍTICA AL AMOR.


No hay comentarios: