lunes, 11 de abril de 2016

mitos del amor. 1. SUSTANCIALIDAD

"El amor es. 

Existe una cosa llamada “amor” que trasciende épocas, culturas y personas. El amor siempre ha estado y siempre estará. El amor es innegable, indivisible e inagregable. Las distintas formas de amor son todas variaciones de un mismo amor.

La forma extrema de este mito es la afirmación de que el amor es anterior, superior y externo al ser humano, es decir, literalmente, la divinización del amor."

Su función es apuntalar al amor como referencia discursiva. Se hablará de amor o no se hablará. Su consecuencia más sobresaliente es que un discurso desde fuera del amor resulta marciano, incomprensible y desconcertante, y tan incapaz de dejar huella como un sueño. La crítica al amor será siempre una propuesta de un nuevo amor.
1_submito de la coherencia discursiva
A pesar de que el mito lo da por sentado, nunca hablamos del amor cuando hablamos de amor. El amor es algo mucho peor que queda siempre intacto tras el discurso.

Es uno de los mitos más fácilmente identificables. Búsquese cualquier juicio, sublime o pedestre sobre el amor, y contrástese con la realidad más evidente, y que la misma persona que juzga conoce a la perfección.

La Crítica a los Mitos del Amor Romántico, siempre distanciada de la realidad vivida, sentida y pensada por quien en cada caso reproduce cualquier punto de esta crítica, también participa de este submito, de esta incoherencia discursiva. Tanto el amor como lxs participantes de las relaciones amorosas exponen sus intereses al hablar del amor tal y como lo viven. Por ello el discurso, ya sea privado o público, se desliza automáticamente a la presentación del ideal del amor como si fuera la realidad vivida del amor.

La función de este mito es legitimar el esfuerzo ideológico por ocultar la verdadera naturaleza del amor. Se trata de esconder y anatematizar la afirmación de que el discurso del amor es, fundamentalmente, una inmensa mentira.

volver a la LISTA DE MITOS DEL AMOR.
avanzar a principios para una CRÍTICA AL AMOR.





No hay comentarios: