domingo, 12 de agosto de 2012

historia de amor: desglose por indicadores. XII. Trabajar en equipo


9 Octubre 2012 Martes 20:32

23-5-1997

“(…)divirtiendo al salir, pero mis amigos no me aportan nada, son superficiales. Pero ahora no tengo otros y no puedo cambiarlos. Deberían servir para hablar con chicas, pero tampoco. Se cortan. ¿Llegaré a conocer a una chica que lo tenga todo gracias a ellos? Si pudiera ser así, entonces serían los amigos perfectos. Este pensamiento es curioso.”

-Y esto:

02-01-2008

“(…)completamente injusto. No he hecho nada y no he estado con nadie. ¿Y todo este tiempo? ¡No tengo nada que comprender! Está claro. Todo eso da igual. Yo también siento mucha frustración. ¿Te has planteado alguna vez que preferiría jugar contigo en vez de solo? ¡Nunca me has enseñado tu diario! Eso también es amor, además no tiene nada que ver. Estamos hablando de ¡follar! ¡¡¡Ella ha follado y yo no!!! ¿Ahora qué tengo que hacer? Porque yo no tengo ex disponible. Me tendría que follar a una nueva. Lo pienso hacer, no soy un gilipollas. Como pueda lo hago.

-Y, sobre todo, esto:

24-08-2012

“(…)por mi propia situación me parece imposible que me considere a su nivel. Ella, sin embargo, parece moverse con tanta seguridad… Creo que si lo intentara podría meterse en mi mente y ordenarlo todo, con la perfección con la que ordena su propia casa. Me gustaría estar sentado con ella en un lugar muy alto, tras una larga jornada caminando por senderos olvidados y agrestes. Agotados, cogidos de la mano, dominando un paisaje inmenso y sintiéndonos por encima de todo y de todos.”

Raquel piensa un momento. Habla a un volumen muy bajo. Con solemnidad: “No sé qué decir. Me parece un gesto de tanta confianza enseñar el diario…”
-Quería darte esto hoy, es una especie de regalo, por ser un día especial. Quiero que me conozcas completamente.
-Bueno,-cambia repentinamente de tono- ¡se supone que la que tiene que hacer un regalo soy yo!
-No te preocupes. No pasa nada…
Raquel saca un sobre largado del bolso y se lo extiende impetuosamente a Álvaro.
-¡¡¡Felicidades, cariño!!!
Álvaro abre el sobre y encuentra en él dos billetes de avión. Mira perplejo a Raquel.
-Raquel, te he dicho…
-Cariño, no te preocupes de nada, por favor. Yo me encargo de todo. Es mi primera inversión con el aumento del cambio de puesto. Quiero compartirla contigo. Quiero compartir todo contigo. Igual que tú.

No hay comentarios: