viernes, 9 de diciembre de 2011

cazador. PARTE I

             Domingo, 27-Noviembre-2011
             No puedo dejar de pensar en él. Desde el instante en que lo he dejado para meterme en el metro, y a medida que el sabor de su último beso se me deshacía en la boca, el recuerdo de cada momento de esta noche se ha instalado en mi pensamiento. Es ahora cuando comprendo que he pasado con él la noche que quiero pasar siempre, y que en su mirada, sencilla, hermosa, amplia, me perderé si vuelvo a encontrar la oportunidad.
             Pienso en esta noche y comprendo que no he echado en falta nada, y que ahora, que pienso en ella, sólo echo de menos esta noche.
             Me gusto contigo, chico alto. Me divierto, me atraigo, me parezco lo que un hombre quiere tener. Es fácil sentir eso mirando tu cara bella y amable, tu sonrisa casi tímida, tu pelo negro y enmarañado. Es fácil sentirse bendecida y liberada, en paz con todos los que te rodean en el viejo y sucio vagón de metro de siempre. Todos ellos luchando por dar el siguiente paso, construyendo esforzadamente cada momento de su vida, arrancándole a ésta esa mínima gota de felicidad que esconde entre sus horas secas. Y yo, mientras, empujada por una fuerza milagrosa, volando entre ellos, haciendo nacer con mi presencia oasis de invisible y húmeda vegetación. Me he reído, chico alto, ha sido el colmo, cuando al salir de nuevo a la calle, me estaba esperando en el suelo ¡un billete de veinte euros! ¿Cuántas veces has encontrado tú dinero? ¿No es tentador pensar que no es casualidad? El dueño no estaba lejos, sólo unos pasos delante de mí, y cuando he probado a preguntarle he visto en su cara que, al devolvérselos, me convertía en su ángel de la guarda. Tanto lo ha agradecido que has aparecido tú de nuevo en él, más pequeñito, más tímido aún, más fugaz. He pagado veinte euros por verte un segundo más; porque me vinieras a buscar al metro.
             Todo ha sido tan fácil, tan liviano, que me atemoriza no obtener jamás otra cosa que la sensación de que el tiempo se precipita a tu siguiente ausencia, sin llegar a sentirme ni por un momento en la plenitud de tu posesión.
             Y también me atemoriza la otra posibilidad, la de que me hayas hecho creer que te gusto. La de que hayas vivido esta noche el ritual de mi captura y sacrificio, y haya yo pasado a ser justo lo que ya está hecho y nunca debe repetirse. Me atemoriza estar ya tan lejos de ti como tú estás cerca de mí y descubrir que el vacío, la nada, se parece tanto a la perfección. Me atemoriza no haber sido otra cosa que tu presa, chico alto. Necesito saberlo, ahora, cuanto antes: ¿Eres un cazador?
INFORME VIGILANCIA SIMPLE CONTINUA, a 30 de noviembre de 2011
Actuación: A requerimiento de la cliente, el sujeto es localizado y seguido desde la mañana del día 27 de Nov. por un periodo que se prolonga durante tres días a la redacción de este informe.
Hechos atestiguados: En los dichos tres días no se aprecia ningún comportamiento reseñable en relación a las sospechas expresadas por la cliente. Único contacto establecido con mujeres coincidentes con el perfil aportado: una breve conversación mantenida en la puerta del metro en la mañana del primer día de vigilancia.
Otros comportamientos reseñables: varios desplazamientos en transporte público y privado sin un objetivo evidente. Largos paseos erráticos con numerosas paradas en lugares arbitrarios, vueltas atrás, repeticiones de trayectos, y otras acciones que sugieren algún tipo de ritual obsesivo. Notable cuidado del aspecto personal en la realización de todas estas actividades.
Valoración provisional: el sujeto no presenta un perfil ajustado al propio del adúltero estable o esporádico, si bien se recomienda prolongar la observación durante, al menos, una semana más.
Apéndice: ésta segunda semana sería facturada según la tarifa de periodo medio, con lo que el presupuesto para diez días sólo ascendería al 165% del correspondiente a tres, cobrado hasta la fecha. La apertura de una segunda investigación sobre la persona de una presunta amante queda pendiente del descubrimiento de la misma. Dado el marcado interés hacia dicha investigación manifestado por Ud. en nuestra entrevista, nos permitimos informarle de que, en caso de solicitarla, se beneficiaría a su vez de nuestra oferta por doble investigación, que incluye la segunda al 70% del coste total de la primera.

ir a CAZADOR. parte ii





2 comentarios:

Isabel dijo...

se siente la congoja, el miedo al desarraigo,la nostalgia del momento que acaba de pasar e incluso del momento presente que estoy viviendo contigo, la eterna duda...forma ésto inexorablemente parte del amor?

contraelamor dijo...

El enamoramiento sólo puede producirse por fascinación ante lo que se valora como superior. Si la valoración es objetiva, el objeto del amor nos valorará como inferiores, también objetivamente, y no compartirá nuestro entusiasmo. Si es subjetiva o, dicho con más propiedad, producto de una subjetividad engañada, el entusiasmo sólo puede durar lo dure el engaño.